Gestión del cambio

Gestión del cambio en tiempo de Coronavirus

Artículo de Alex Domingo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

A lo largo de nuestras vidas, como a lo largo de nuestros proyectos, se producen muchos y variados cambios. Algunos premeditados y planificados, otros, como es el caso que nos ocupa con el coronavirus, inesperados.

Éstos últimos, con la particularidad de aumentar a niveles estratosféricos la incertidumbre. La misma que nos genera altos niveles de desconfianza, inquietud e inseguridad.

Hoy en día, tenemos una gran variedad de herramientas a nuestro alcance para poder, si no anular algunos de los efectos, sí minimizarlos. Es por ello, que un gran aliado en la gestión de los cambios a cualquier nivel, es John Kotter.

Aunque pone el foco en los cambios organizacionales, esta es una secuencia de 8 pasos que nos hará progresar con paso firme a lo largo de un periodo de cambio en cualquier ámbito. Consiguiendo minimizar los efectos negativos que éstos producen en todos los que se ven involucrados en el mismo.

En nuestros días, la gestión del cambio puede ir enfocada tanto a nuestras empresas, como a nuestros proyectos o incluso sobre nuestros objetivos –proyectos– más personales.

El primer paso a seguir que nos indica Kotter es crear un sentido de urgencia. En este caso, y por las circunstancias que nos atañen, nos ha venido dado. Ahora es el momento de buscar un objetivo y convertirlo en nuestro sentido personal de urgencia, aprovechando así el problema, para convertirlo en oportunidad, y continuar con el resto de pasos para llegar al éxito.

Posterior a ello, tendremos que formar una coalición. En estos días de confinamiento todos tenemos seres queridos alrededor que estarán dispuestos a aliarse con la causa, ya sea personal o enfocada a un proyecto.

Independientemente del caso, tendremos que asegurar la capacidad de liderazgo e influencia de nuestros/as aliados/as. Esta elección puede ser determinante.

Una vez escogidos aliados/as, es momento, de crear una visión para el cambio. Es importante y deberá ser fácil de transmitir, dado que la resistencia al cambio suele ser una barrera difícil de franquear.

Firmeza, claridad y convicción serán determinantes a la hora de trasmitir la visión para obtener el apoyo necesario. Este será el cuarto paso, comunicar la visión.

El siguiente paso, habla sobre eliminar obstáculos, si somos capaces de imprimir la fuerza de la visión en el grupo, entre todos eliminaremos los obstáculos. Ayudaremos a todos aquellos que muestren más su reticencia y resistencia al cambio.

Con el camino libre de obstáculos, hay que asegurar triunfos a corto plazo. Esto será algo que tendremos que tener en cuenta, básicamente, para trazar un plan y situar una serie de hitos –triunfos– que alienten al equipo para confiar en el éxito.

Seguidamente, tendremos que continuar trabajando sobre esos hitos, no habrá que conformarse con los primeros triunfos. El objetivo es la consecución del plan completo, construir sobre el cambio.

Por último, Kotter nos habla ya del objetivo cumplido y de la perseverancia para mantener la nueva filosofía, para mí, lo más importante si llegamos a este punto, es que ya habremos conseguido superar el cambio. Y con ello, todo el período de incertidumbre que tanto nos atormenta y nos dificulta la vida.

A modo de ejemplo, mi sentido de urgencia personal en estos tiempos de coronavirus ha sido la necesidad de crear una vida para mi familia en la que nuestro estado de bienestar, no dependa de ninguna empresa. Es decir, no estar sometidos a ERTES, ni despidos o pagas de subsistencia.

Anímate y… ¡fija tu sentido de urgencia, saldrás reforzado con el cambio!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *